¿Seguro que deseas salir del Encargo Express en Mallorca ?

Si lo hace perderá todos los productos que ha añadido al carrito.


Cancelar Aceptar
login.svg

Mallorca cumple 85 años

Hoy quiero hablaros de nuestra historia, de una generación que hizo crecer Mallorca, entre otras empresas, y en su conjunto hizo crecer España. Nacieron en una época convulsa, en una España pobre, en una época en la que para prosperar había que trabajar mucho, pensar qué ofrecer a los clientes y además teniendo muy pocos medios a su alcance.

Las importaciones, prácticamente, no existían, traer maquinaria de Europa era una aventura que solo los valientes se atrevían a abordar y productos, eso era impensable. En Mallorca, hasta bien entrados los 70, no conseguimos traer productos de Europa de una forma legal, y aún con dificultades, todo estaba sometido a cupo. Hasta entonces, viajabas, comprabas y te arriesgabas a que te lo quitarán en la frontera.

Seguid leyendo...

Son muchos, muchísimos los hombres importantes de esta generación, la que nació en torno a la guerra civil, algunos ya no están como: Isidoro Álvarez, él creó miles de puestos de trabajo; Emilio Botín, recogió el testigo de su familia y lo hizo crecer, hoy es un gran banco con presencia mundial; Adolfo Suárez, ejemplo de generosidad, honradez y espíritu de concordia. Otros, afortunadamente, siguen siendo hoy un ejemplo para propios y extraños, con Amancio Ortega a la cabeza. Son muchos y no nombraré más porque elegir y desechar sería un desaire.

A esta generación pertenece mi padre, Manuel Moreno, también habría cumplido 85, y mis tíos José y Juana. De Juana he aprendido muchas de las cosas que sé. Mi padre y mi tío ya no están con nosotros. Ellos hicieron crecer a Mallorca sobre bases sólidas y marcaron el camino por el que aún seguimos avanzando.

Mi padre, Manuel, fue grande en casi todo. Su inteligencia emocional le granjeaba fidelidades eternas, su carisma y su huella, aún indeleble en todos los que le conocimos, le hizo ser un maravilloso director de personas e inspirador de proyectos. Un líder de los de verdad, de los que guían y a los que la gente quiere. Todo en él era innovación.

En esos años, los ‘50, ’60, ‘70, la gente llegaba a la empresa y se quedaba hasta su jubilación, se formaba poco a poco. Los encargados de tienda habían entrado como chicos de reparto, los jefes de obrador habían aprendido su oficio a base de horas y de ganas.

Recuerdo a tantas personas, a las que conocí cuando aún llevaba el uniforme del colegio y que me acompañaron luego en mis primeras andaduras laborales. Les estoy tan agradecida, por lo que me enseñaron, por su cariño y porque gracias a ellos y ellas seguimos luchando para no defraudarles. Trabajamos con el único objetivo de hacerlo cada vez mejor.

No quiero pensar que cualquier tiempo pasado fue mejor, pero mis recuerdos a veces se desbordan y la nostalgia inunda el interesante y, la mayoría de las veces, estresante momento que vivimos.

Mi homenaje a todos los que nos han ayudado a cumplir 85.

M.Carmen Moreno Nieto